Conceptos del flamenco difícilmente explicables

by Diego on Monday, March 28, 2016

Tablao flamenco

Una conversación en torno al flamenco en su jerga natural puede ser en ocasiones completamente ininteligible para los profanos en este arte folclórico puramente español. No es que sea algo propio del flamenco, ya que cada arte, sobre todo a nivel musical, cuenta con su legión de términos con significado propio, en ocasiones confuso u oculto. El flamenco sigue en esta tendencia de conceptos algunas teorías explicativas de lo más curiosas, por esa razón queremos explicar en este artículo algunos (ya que todos daría para una enciclopedia ilustrada) de los términos que son difícilmente explicables o entendibles de forma directa por quienes no conozcan su verdadero significado.

Duende

"Ese artista tiene duende" o "eso es cantar con duende", son frases utilizadas para designar lo que en muchas otras expresiones artísticas podría equipararse con musa. De forma literal y fantasiosa, el duende es un poder misterioso que solo siente el artista de flamenco, con el que supera su técnica y su inspiración hasta cotas inimaginables.

Cachucha

Algunas escenografías del flamenco tienen su propia coreografía. La de la cachucha en concreto representa a un gitano pidiendo perdón por haber robado a su novia. En sentido estricto, el "perdón" es solicitado dado que se considera que la mujer pertenece ahora a otro grupo familiar.

Sonidos negros

Otro de los conceptos más difíciles de explicar en flamenco es el relativo a los "sonidos negros". Básicamente supone un empuje emocional del cantaor en el transcurso de la pieza, pero de forma mística se le considera un registro vocal (principalmente en cuartos y octavos de tonos de nota) derivado de una transmisión ancestral que traspasa el tiempo y la física hasta llegar a la voz que suena.

Pellizco

Si bien un pellizco como gesto normalmente molesto es fácilmente reconocible, en flamenco significa una conmoción en aquellas personas que están presenciando o escuchando una pieza de baile o de cante.

Ole

Esta expresión flamenca es por herencia un término asociado a cualquier español, sobre todo por parte de extranjeros que (a veces con razón y otras sin ella) considera que todos los españoles la utilizan. En el flamenco es donde encuentra su origen, pues es una expresión en la que el público u otros artistas animan a cantaores y bailaores a seguir con el espectáculo al mismo nivel que están representando.

Se considera que el término "ole" y "olé" deriva del verbo hebreo "joleh", que de forma literal podría traducirse como "tirar hacia arriba".

Estilo largo o estilo corto

Cuando se hace referencia al estilo, uno de los palos del flamenco, este puede ser acompañado de los términos "largo" o "corto". Cuando se hace referencia a un estilo corto, se está indicando que los conocimientos son más bien escasos. Cuando se dice que es estilo largo, se está reconociendo el dominio absoluto del estilo en todas sus variantes.

Abrazo ritual

Uno de los actos más polémicos por interpretación en el mundo del flamenco es el del abrazo ritual. Según esta tradición, al final de una sesión de coplas el bailaor tenía derecho al abrazo ritual con la bailaora. Esto normalmente se zanjaba con una posición de los brazos de él sobre los hombros de ella como reconocimiento del buen trabajo en pareja.

No obstante, el abrazo ritual podía ser más cariñoso de lo que podía considerarse protocolario, en ese momento un espectador o espectadora podía llamarles la atención. La polémica venía derivada de que si bien en ocasiones esta llamada de atención era seguida de risas y fiesta, en ocasiones era acompañada de peleas que podían terminar realmente mal.

Dado que el flamenco es, aparte de arte, sentimiento, hay muchos más términos que no pueden ser explicados. Estos son unos pocos, pero confiamos que esta breve enumeración os ayude a disfrutar el próximo espectáculo flamenco que veáis.


Keywords: flamenco, aprender flamenco, arte flamenco, conceptos flamenco,

Comments

No comments found.

« Next Article: El Quijote en América

» Previous Article: La Semana Santa en América latina