¿Masculino y femenino? No. ¡Dos palabras diferentes!

by Diego on Sunday, September 11, 2016

Uno de los fenómenos más curiosos de nuestra lengua –y que trae bastantes quebraderos de cabeza- es la heteronimia, por el cual dos vocablos de gran proximidad semántica tienen formas diferentes: por ejemplo hombre y mujer, toro y vaca o caballo y yegua. Sin embargo hay un fenómeno inverso ligado a la flexión de las palabras según el cual dos palabras que aparentemente sólo cambian en género tienen en realidad significados distintos.  Os vamos a dar algunos ejemplos:

1. Caballo y caballa: sí, “caballa” existe, pero no se trata de la hembra del caballo. Una caballa es un tipo de pescado muy popular en España.

2. Trapo y trapa: un trapo es un pedazo de tela inservible o usado como elemento de limpieza mientras que una trapa es un aparejo que usa para asegurar una lancha dentro de un buque.

3. Suelo y suela: el suelo es, básicamente, la superficie terrestre, mientras que una suela es la parte del calzado que toca el suelo.

4. Bola y bolo: una bola es una esfera, mientras que un bolo es la pieza alargada que derribamos en el juego de bolos. Bolo puede ser fácilmente confundido con la pelota usada para jugar al fútbol, que se llama “balón”.

5. Río y ría: quizá esta es de las más complejas. Mientras que un río es una corriente caudalosa que desemboca en el mar una ría es una porción de mar que se introduce en tierra aprovechando un antiguo cauce fluvial. En España son muy famosas –y bellas - las rías gallegas.


Una bonita vista de la Ría de Vigo

Un bonito ejemplo, la ría de Vigo.

6. Huerto y huerta: esta es peliaguda hasta para hispanohablantes. Mientras que un huerto es una zona de cultivo pequeña y cercada; una huerta es un terreno de mayor extensión. A menudo puede darse el caso de que varios huertos formen una huerta.

7. Velo y vela: un velo es una prenda de tejido ligero que cubre cabeza o rostro mientras que una vela es una pieza de cera que se usa para alumbrar o una lona o lienzo que ayuda a propulsar una embarcación.

8. Higo e higa: el higo es el sabroso fruto de la higuera. La higa es algo muy distinto: puede ser un amuleto en forma de puño cerrado que se da a los niños o un gesto despectivo hecho con la mano cerrada.

9. Brazo y braza: ya sabemos que el brazo es la extremidad que va del hombro a la muñeca; una braza, sin embargo, es una medida marina de longitud equivalente a 1,852 metros (aproximadamente 6 pies).

10. Bando y banda: mientras que un bando es un edicto municipal una banda puede ser un grupo de gente, una cincha que designa algún tipo de honor para su poseedor o uno de los lados más largos de un campo deportivo.

Así es el curioso vocabulario español. Siempre hay alguna sorpresa y alguna palabra que nos desvela un nuevo significado. Por cierto, ¿qué otros ejemplos conocéis?


Keywords:

Comments

No comments found.