Croquetas españolas de jamón

by Sara Petruzzo on Thursday, November 29, 2018

¿Has probado alguna vez las famosas croquetas de jamón españolas?

Y… ¿por qué no cocinarlas tú mismo?

Lee este artículo en inglés

Pues hoy, vamos a apostar por ponernos el delantal y ¡a cocinar!

Vamos a buscar primero los ingredientes:

Para las croquetas

  • 200 gramos de jamón serrano
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos harina
  • 100ml aceite de oliva (o 100gramos mantequilla)
  • 1l leche templada

Para rebozarlas y freírlas

  • Harina
  • 3 huevos batidos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

¿Lo tenemos todo preparado?

Antes de nada, decirte que en España solemos utilizar aceite de oliva para la sartén, pero si no encuentras o prefieres no utilizarlo, puedes sustituirlo por la mantequilla.

¡Manos a la obra!

En primer lugar, vamos a hacer la masa de las croquetas.

Pica la cebolla y el diente de ajo en trozos muy pequeños y échalos a una sartén con el aceite ya caliente (o con la mantequilla ya derretida). Cocínalos hasta que tengan un color dorado y echa el jamón serrano cortado también en trozos pequeños.

Cuando pasen unos pocos minutos y el jamón tenga el sabor de la cebolla y el ajo, echa toda la harina y rehoga, deja que se cocine. ¡Cuidado con esto! Es muy fácil que se queme la harina, así que tienes que remover a menudo para que no se pegue la mezcla al fondo de la sartén.

Sin que pase mucho tiempo desde que echas la harina, vierte la leche templada poco a poco ¡removiendo siempre! Es muy importante que remuevas continuamente mientras echas la leche porque pueden aparecer grumos. Cuando viertas toda la leche, deja que se cocine hasta que se haga una pasta homogénea (¡sin dejar de remover en todo este tiempo!).

Cuando ya esté lista esta masa, extiéndela sobre una fuente y déjala enfriar.

(Si quieres que te salgan como las de las abuelas, unta toda la superficie de la masa ya extendida con un poco de aceite, lo justo para que no se forme costra).

Cuando ya esté la masa fría, corta la masa y dale forma a las croquetas.

Y cuando ya tengas todas las croquetas, prepara un plato con harina, otro con los huevos batidos y otro con pan rallado. 

Pasa cada una de las croquetas por la harina, por el huevo y por el pan rallado (en este orden) y luego fríelas en aceite bien caliente.

En cuanto tengan ya buen color, sácalas de la sartén y… ¡a comer!

¡Que aprovechen cocinero!


Keywords:

Comments

No comments found.