Fuera pelos de la lengua

by Sara Petruzzo on Monday, September 03, 2018

Fuera pelos de la lengua

Hoy vamos a hablar de la lengua española. Más bien, de refranes en los que se utiliza la lengua.

Es decir, vamos a ver dos refranes que hablan de la lengua.

En muchas ocasiones, lo que decimos no es lo que parece, sino que va mucho más allá.

Lee este artículo en inglés

Cuando estés hablando en español, es probable que en algún momento te estén contando algo importante o muy serio o, incluso, algo que no se debe contar a más personas. Pues si quien te lo está contando te dice muy serio no te vayas de la lengua, te está pidiendo que no cuentes todo lo que te ha estado diciendo.

Te pongo un ejemplo.

Ha venido uno de tus amigos a contarte que le va a hacer a su madre el regalo de su vida. Te está contando cada uno de los detalles del regalo o, incluso, te está pidiendo consejo para conseguirlo. Pero al final del todo te dice

  • Y, por favor, no te vayas de la lengua

¿Qué quiere decir con eso? Muy simple, te está diciendo que debes mantener el secreto para que su madre no se entere de todo lo que le va a regalar tu amigo.

Y justo al lado contrario de esta expresión está no tener pelos en la lengua.

Esta frase hecha significa justo lo opuesto.

Si te encuentras con una persona que no tiene pelos en la lengua significa que es sincera, directa, que te va a decir las cosas como las piensa, sin adornos.

Pongamos también un ejemplo:

Se encuentran dos viejos amigos en la calle y dicen:

  • ¡Hombre qué tal estás! ¡Cuánto tiempo!
  • Pues sí, la verdad, cuánto tiempo. Te noto cambiado.
  • ¿Cambiado? Claro, hace mucho que no nos vemos.
  • No, no. Te noto más viejo.

Aunque realmente esté más viejo su amigo, que se lo haya dicho tan directo significa que esa persona no tiene pelos en la lengua.

Y estas son dos expresiones nuevas que puedes utilizar cuando hables en la lengua española. Aunque si quieres aprender más, mira este video y apunta ¡todas las frases nuevas!


Keywords:

Comments

No comments found.

« Next Article: Get that hair off your tongue

» Previous Article: Guía de supervivencia en Quito