Cuando el tiempo se mide en soles

by Patricia Mendez on Monday, March 18, 2019

España y muchos países latinoamericanos son mundialmente reconocidos como lugares de sol y playa. No hay más que pensar en destinos como Valencia o Playa del Carmen para transportarse a las cristalinas aguas de sus costas y experimentar la caricia del sol en la cara.

En el artículo de hoy, profundizamos un poquito más en la importancia del astro rey para la lengua española. Ponte un buen protector solar y sal al balcón para leer acerca de dos expresiones muy curiosas en español. Si quieres continuar leyendo en inglés, haz clic aquí. ¡Comenzamos!

No dejar ni a sol ni a sombra

Uno empieza a darse cuenta de lo realmente importante que es el sol para una cultura cuando descubre que el tiempo se divide en momentos con sol y momentos sin él. Eso es exactamente lo que ocurre con esta expresión.

El perro de Juan está todo el día pegado a él. No lo deja ni a sol ni a sombra.

No dejar a alguien ni a sol ni a sombra significa estar todo el tiempo con esa persona. No hay momento del día que pueda escapar a una de estas situaciones; todo está bajo el sol y, si no, en la sombra.

Esta combinación de palabras ha dado juego para otros nombres y expresiones lingüísticas.

Existe un cóctel típico español llamado sol y sombra, compuesto de brandy y de anís dulce. Por otro lado, todas las plazas de toros dividen sus asientos según la orientación del sol a la hora de la corrida. Así, si alguna vez vas a comprar una entrada para el espectáculo, deberás elegir asiento de sol (más barato) o de sombra (más caro).

Arrimarse al sol que más calienta

¿Alguna vez has visto una lagartija tomando el sol? Como animales de sangre fría, los reptiles se tumban bajo el sol para regular su temperatura corporal. Nuestra expresión en español tiene mucho que ver con este gesto.

Pablo siempre defiende a su jefe porque sabe arrimarse al sol que más calienta

Arrimarse al sol que más calienta significa buscar el beneficio propio acercándonos a personas de las que nos podemos aprovechar.

Igual que la lagartija utiliza el sol para calentar su sangre y seguir viviendo, las personas que se arriman al sol que más calienta se acercan a quien tiene poder para obtener una recompensa. En el ejemplo anterior, Pablo le da siempre la razón a su jefe para conseguir un trato de favor: un ascenso o, quizás, una subida de sueldo.

Esperamos que después de leer este post hayas obtenido una dosis extra de vitamina D. Si te ha sabido a poco, te animamos a que veas el siguiente video que hemos preparado para ti. Haz clic en él para aprender acerca de más expresiones curiosas con la palabra sol.


Keywords:

Comments

No comments found.

« Next Article: When Time is Measured in Suns

» Previous Article: Mujeres que cambiaron el mundo