Literatura infantil para aprender español

by Patricia Mendez on Thursday, April 04, 2019

¿Te gustaría aumentar tu capacidad cerebral, entrenar tu memoria, mejorar tus habilidades multitarea y desarrollar tu inteligencia cultural? Estos son solo algunos de los beneficios de aprender una segunda lengua.

Como en muchos otros retos, los comienzos son duros. Así que, ¿por qué no aprender otro idioma de la misma manera que aprendiste el tuyo? Es decir, de forma orgánica y divertida.

Una buena opción para ello es elegir una lectura ligera para niños que esté llena de color. Por eso, hoy te traemos una pequeña selección de libros infantiles en español para despertar al niño que llevas dentro, dejarte llevar por sus maravillosos mundos ilustrados y aprender nuevas palabras.

Haz clic aquí si prefieres seguir leyendo este post en inglés.

Teo viaja por España, de Violeta Denou

¿Estás buscando un amigo con el que compartir tus aventuras? Teo es un simpático niño pelirrojo con un montón de libros que te pondrán en contacto con el vocabulario básico del español: números, miembros de la familia o utensilios del hogar.

¡Déjate llevar por viajes divertidos a la granja, a la playa o alrededor de España! Las tres mujeres que escriben e ilustran los libros bajo el pseudónimo de Violeta Denou comenzaron a trabajar juntas en Barcelona en 1977.

Fábulas, por Félix María Samaniego

Este libro de fábulas es todo un clásico español desde la década de 1780. Quizás necesites echar mano de un diccionario para entender algunas palabras, pero todas las fábulas son muy cortas y fáciles de asimilar. Muchas hablan de animales y tienen una moraleja al final. Están disponibles en internet para que las leas o, si lo prefieres, puedes escuchar su versión narrada para mejorar tu pronunciación.

Mafalda, de Quino

Este icónico cómic argentino muestra a una joven de pelo corto y negro que se pregunta acerca del mundo, de la sociedad, de la política y del significado de la vida, siempre con una buena dosis de humor. (Su pequeña tortuga se llama Burocracia debido a su lentitud).

Sus historias se publicaban en periódicos argentinos entre 1964 y 1973, pero Mafalda continúa siendo hoy una figura muy querida en todo el mundo. Incluso cuenta con una estatua muy popular en un banco de Buenos Aires. Como dijo una vez el Premio Nobel Gabriel García Márquez:

"Después de leer a Mafalda, me di cuenta de que lo que te aproxima más a la felicidad es la quinoterapia".

Una infancia traducida

Si te invade la nostalgia, siempre puedes buscar la versión española de tus dibujos historias favoritas. Prueba con Buenas noches, Luna; La oruga muy hambrienta; o El gato ensombrerado.

No importa si estás introduciéndote poco a poco en el aprendizaje de una nueva lengua como un adulto o si quieres ayudar a tus hijos a hablar español desde pequeños. ¡Este tipo de libros es una excelente idea para ponerte manos a la obra!

Para sacar más provecho aún de su lectura, léelos en voz alta para aprender cómo se pronuncian las nuevas palabras que vas aprendiendo.


Keywords:

Comments

No comments found.