La posición del adjetivo en español: un paso más allá

by Patricia Mendez on Wednesday, October 16, 2019

Esta semana completaremos las explicaciones acerca de la posición de los adjetivos en español que empezamos la semana pasada en nuestro primer artículo. Échale un vistazo para recordar lo aprendido y continúa leyendo en español o en inglés para avanzar en tu uso del adjetivo.

¿Antes o después del nombre?

Normalmente, situamos antes del nombre (o sustantivo) los adjetivos que expresan orden (primero, segundo, último, próximo, siguiente, nuevo, antiguo, etc.). Por ejemplo:

Espero hacerlo mejor en el próximo examen.

Sin embargo, cuando hacemos referencia a los capítulos de un libro, serie de televisión, etc., o cuando hablamos de los pisos o plantas de un edificio, estos adjetivos de orden también pueden usarse después del sustantivo. Por ejemplo:

El segundo capítulo es mejor que el primero. = El capítulo segundo es mejor que el primero.

La ropa de deporte está en la tercera planta. = La ropa de deporte está en la planta tercera.

Cambios de forma y significado

Por otro lado, hay que tener en cuenta también que hay unos adjetivos que cambian de forma dependiendo de si se encuentran antes o después del nombre. Se trata de los adjetivos grande, bueno, malo, primero y tercero, aunque explicaremos qué ocurre con grande más adelante y primero nos centraremos en los cambios de forma de los otros adjetivos:

un chico bueno = un buen chico

un consejo malo = un mal consejo

el capítulo primero = el primer capítulo

el tercer piso = el piso tercero

En todos estos casos, el adjetivo mantiene su significado independientemente de su posición. En cambio, por el contrario, el adjetivo grande cambia de significado según si se encuentra antes o después del nombre:

Barcelona es una ciudad grande.

Barcelona es una gran ciudad.

En la primera frase grande hace referencia a las dimensiones de la ciudad, es decir, su tamaño, mientras que en la segunda el adjetivo gran expresa 'magnífica, estupenda', por lo que se refiere en este caso a la calidad de Barcelona y no a su tamaño.

Además, por otro lado, todos los adjetivos anteriores cambian de forma con sustantivos masculinos y en singular, pero el adjetivo grande también cambia de forma con un sustantivo femenino singular, tal y como hemos visto en el ejemplo (Barcelona es una gran ciudad). El motivo es que grande tiene la misma forma tanto para masculino como para femenino, así que si esa forma cambia en masculino también debe hacerlo en femenino.

Agradecemos a Ignacio Sellés, profesor de nuestra escuela en Alicante, por ampliar un poco más nuestro conocimiento sobre el mundo de los adjetivos.

Si quieres ampliar tus conocimientos sobre temas específicos como este, te recomendamos probar las clases privadas de don Quijote. Con ellas, podrás pedirle al profesor que se centre en los aspectos que más te importan del español.


Keywords:

Comments

No comments found.