Cuantificadores: poco, bastante, mucho y demasiado

by Patricia Mendez on Wednesday, December 18, 2019

Hoy aprenderemos a expresar los distintos grados de cantidad de un sustantivo (o nombre). Verás que es un tema que no presenta demasiadas complicaciones, así que seguro que tendrás muy pocas dudas 😉

Haz clic aquí si prefieres seguir con la lección en inglés.

Bastante / bastantes

Expresa la idea de una cantidad suficiente. Por ejemplo:

¿Tenemos bastante comida para todos? ¡Somos 20!

No quiero discutir contigo. Ya he tenido bastantes problemas por hoy.

Observa que la única variante de bastante es el plural bastantes, ya que esta palabra no tiene una forma femenina, ni en singular ni en plural.

Mucho / mucha / muchos / muchas

Ya hemos hablado de la palabra mucho en anteriores artículos. Se trata de una cantidad superior a la normal o necesaria.

En verano, al mediodía hace mucho calor. Prefiero pasear por la noche.

Aquí hay mucha gente. Busquemos otro restaurante.

Para intensificar el mensaje, es importante saber que no podemos decir *muy mucho ya que esta combinación es incorrecta en español. En cambio, podemos usar la palabra muchísimo. Estos son los típicos errores que no encontrarás fácilmente en internet y que un profesor puede ayudarte a corregir en un curso de español.

 Aquí hay muchísima gente.

A veces también usamos bastante para expresar una cantidad superior a la normal pero inferior a lo que expresamos con mucho. Por ejemplo:

Tengo bastantes dudas. ¿Puedes ayudarme?

Tengo muchas dudas. ¿Puedes ayudarme?

En el primer caso, expreso que tengo dudas y no pocas, pero menos que si uso la palabra muchas.

Demasiado / demasiada / demasiados / demasiadas

Se trata de una cantidad superior a la normal o necesaria y, además, superior a lo que expresa mucho, por lo que en este caso hablamos de un exceso. En otras palabras, la cantidad que expresamos con demasiado tiene un matiz negativo. Veamos un par de ejemplos:

Hay demasiada comida. Hoy solo somos 5. ¡Seguro que tiraremos casi todo a la basura!

Tu hijo tiene demasiados videojuegos. Podrías comprarle algún libro.

Poco / poca / pocos / pocas

A diferencia de las palabras anteriores, poco expresa una cantidad inferior a la normal o necesaria, aunque no se trata necesariamente de algo negativo. Por ejemplo:

Me gusta esta playa porque siempre hay muy poca gente.

Quedan pocos huevos. ¿Puedes comprar por favor?

Observa que, a diferencia de lo que ocurre con mucho, en este caso sí podemos usar muy para intensificar la idea de poco.

Desde aquí le damos las gracias a Ignacio Sellés por regalarnos esta explicación, tan clara como el sol de Alicante, la ciudad donde imparte clases de español en la escuela de don Quijote. ¡Un saludo!


Keywords:

Comments

No comments found.